Saltar al contenido

Seguridad camuflada

La mejor manera de ocultar algo, de tenerlo a la vista. Quién lo dijo tenía toda la razón. Muchas veces se espera que una caja de seguridad, tenga la forma y color ya conocido distrayendo al ladrón o curioso que quiera conocer su contenido.

Nos gusta conservar nuestras cosas, sobre todo las que tanto esfuerzo nos han costado y guardarlo en el lugar adecuado es simplemente prioritario.
¿Cómo camuflar nuestros objetos de valor?
La razón principal para hacerlo es para evitar los robos o filtración de la información que podamos tener. Otra razón importante es evitar daños antes desastres naturales, conservándolos lo mejor posible.

Para estos casos las cajas empotradas son una excelente solución, pero ya es conocido que están detrás de un cuadro o dentro de un armario. Una buena opción es ocultar donde están instalados haciéndolos lucir como parte de la infraestructura o decoración.

Cajas tipos socket o rejilla. están empotradas en la pared y cuentan con una puerta pequeña tras una simple tapa con forma de sockets o rejilla de ventilación.
Cajas tipo libros, latas u adornos, tal vez no guardes una joya hecha diamantes, pero un fajo de billetes u otros objetos podrán resguardarse sin problema.
Cajas tipo reloj, es un excelente ejemplo de guardar cosas a la vista de todos sin despertar sospechas.
Cajas tipo muebles, uno de madera, estilo vintage, ¿quién sospecharía?, a parte de realzar la decoración dará seguridad.